Biblioteca Espiritual

Llama de amor viva

 

COMPRAR

 

LEER

Llama de amor viva

San Juan de la Cruz

Llama de amor viva probablemente sea la declaración más intensa y sentida de amor a Dios jamás expresada por ser humano. San Juan de la Cruz, su autor, patrón de los poetas españoles, nace en Fontiveros, Ávila, como Juan de Yepes Álvarez, un 24 de junio de 1542; vive una vida de penalidades terrenales y al tiempo de conexión con lo divino: hambre, raquitismo, vejaciones, a la vez que belleza, bondad, descubrimiento y conexión con lo eterno… Aun así como mortal deja partir el alma sin ser notada un 14 de diciembre de 1591 en Úbeda, Jaén.

Lo desgarrador y tierno de su declaración de amor es que quien la escribe lo hace en una coherencia tal, que es su propia vida garantía de lo expresado.

A punto de perderla en cada instante y con una infancia de penalidades, ya de fraile se compromete con Teresa de Jesús en el titánico empeño de reformar al Carmelo. Encomienda que le lleva a soportar el tormento a que le someten sus hermanos de orden para su retractación. No lo consiguen y tampoco se queja por el suplicio. Muy al contrario las palabras que le surgen son de amor absoluto, en las que aliento interno y música de un alma enamorada se transforman en vibrante alegría, transformadas en poemas en los que la delicadeza del verso transmuta lo denso en sutil y místico. 

La aportación más importante es la del plano o mapa que traza el místico en la perfección del soneto para llegar de la mente al corazón y de este al más profundo centro: verbos heptasílabos y endecasílabos en rima consonante que siguen al dibujo trazado desde la subida al monte Carmelo y de la luz que se alcanza tras salir de una noche oscura del alma.

 El libro lo escribe San Juan a petición de Ana de Peñalosa, una de sus hijas espirituales, que le pide aclare lo que quiere expresar con el poema; aun así es tan evidente y hermoso que su sola escucha anima al alma e induce alegrías en quien lo recibe.

 

Otras obras del autor en BIBES